Nuestros Patrocinadores

Solo Sueños Directos
Presenta libro Manual de vitral artístico
Insumos para cuchilleria
Curso de Vitrofusion

Catálogo de Artesanías

Reconocimientos a Porton

Inscripción al Sistema de Ferias Artesanales
Artesanías Urbanas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Secretaría de Cultura de la Nacion
Ministerio de Educacion, Ciencia y Tecnologia
Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Fondo Nacional de las Artes
Nombre de Usuario: Contraseña:
Problemas de registro: No recibo el mail de confirmación

Horno a leña con tambor de 200 litros
Autor: PortonArtesanoLecturas: (116881)Palabras: (6020)Descargar en formato WORD Horno a leña con tambor de 200 litros Descargar en formato PDF Horno a leña con tambor de 200 litros Imprimir Documento Horno a leña con tambor de 200 litros
Derechos:sin información
Fuente:sin información

Página Anterior (1/6) | Página actual (2/6) | Página Siguiente (3/6)

Proceso de construccion

Consí­gase un tambor de 200 litros de capacidad (comunes o sobrantes en las construcciones de casas, etc.). Si bien sus dimensiones pueden variar un poco, suelen tener unos 85 cms de alto; 59 cms de diámetro interior. Puede servir un tambor viejo o algo oxidado, con tal que la chapa este resistente. No perjudica (al contrario) si el interior esta sucio de grasas y aceites. Debe tener perfecta horizontalidad. No debe tener tapa: para ello busquese un tambor de los que lleve tapa de quita y pone. Si tiene techo y solo un agujero por arriba, se deberá cortar la chapa del techo y retirarla. Para cortar la chapa de hierro hay varios metodos. Uno consiste en usar un soplete metalurgico (es el metodo mas rápido). Otro puede ser el corte con sierra de mano, o, mejor mecánica. Otro metodo (casero) consiste en trazar el dibujo del corte con tiza o lápiz. Luego se aplica la mecha o broca de un taladra electrico y se va haciendo agujeritos a cada centí­metro (poco mas o menos). A continuacion, con un cortafrí­o de punta chata y afilada, se golpea hasta desprender la chapa uniendo cada agujero entre si.


Corte de la chapa con mecha o broca.



Corte mucho mas rápido si se utiliza un disco de corte (de carborundum).


Antes que otra cosa, se debe hacer los necesarios cortes sobre un lado del tambor, para el cenicero, y el hogar. Piensese que se debe dejar espacio para el piso de ladrillos refractarios pesados o compactos (de media alumida), que se hará poniendo una camada de ladrillos (o sus trozos o cortes) sobre todo el piso interno del tambor. No se precisa de los costosos ladrillos aislantes para el piso del cenicero, aunque si los tiene bien puede utilizarlos.

Si hay tiempo, dicho piso del cenicero se construirá con el mismo relleno refractario con que se hará las paredes, cuya composicion se dará enseguida. El grosor de dicha capa o suelo de relleno refractario, o de ladrillos comprados (los ya usados vienen muy bien para este fin), puede ser de unos 8 cms (poco mas o menos). Los ladrillos refractarios comprados suelen tener 7 cms de grosor (ese será entonces el del piso). Se debe construir dicho piso del cenicero bien horizontal (usese un nivel para comprobarlo). En los intersticios entre ladrillos se verterá polvo de chamote al fondo, y luego se rellenará las juntas con caolin empastado con agua (espeso). Si hay trozos o huecos en el piso, o agujeros que se deba rellenar, se hará una mezcla de relleno con 50 por ciento de arcilla blanca (o caolin) mas 50 porciento en peso de chamote mediano. Empástese con poco agua, y presionese para que penetre bien el relleno. Esa mezcla servirá para reparaciones futuras (a cada coccion todo horno debe revisarse y repararse: el mantenimiento es esencial a fin de que el horno tenga larga vida).

Por sobre la altura del piso interno del horno, se hará la abertura para el cenicero y hogar. Hágase una sola abertura, para simplificar cortes. *La abertura o agujero que se hará al costado del tambor será de 23 cms de ancho por 30 cms de altura. No se olvide de marcar la abertura con tiza antes de cortarla, ni de dejar libres unos 8 cms por debajo (desde el piso exterior). En otras palabras: comiencese la abertura a partir de los 8 cms desde el suelo donde se apoyara el horno. Este debe estar seco. Lo ideal es un patio. Si se tiene piso de tierra, se colocara una plataforma de ladrillos comunes, de unos 10 cms de altura o poco mas (dos camadas de ladrillos ordinarios, o una de ladrillos huecos). Nosotros, aun teniendo el horno sobre un patio, colocamos debajo de el una camada de ladrillos refractarios pesados o compactos, a fin de protegerlo de la humedad, del agua al lavar los pisos, etc.

* En otras ediciones de libros hemos hecho las aberturas para el cenicero y el hogar separadamente, es decir, dos aberturas. Ahora hemos simplificado la construccion.

Se debe decidir claramente si se hará el horno con ladrillos refractarios aislantes (porosos o livianos); o si, por el contrario se lo construirá con nuestro relleno refractario. Ambos tienen sus pro y sus contra. Con relleno el horno resulta sumamente barato; con ladrillos aislantes comprados muy costoso. Con relleno el horno tarda en secarse una o dos semanas antes de poder utilizarlo; con ladrillos se lo puede poner a funcionar inmediatamente. Cada ceramista debe elegir, optar, sabiendo que, luego, no hay regreso. Explicaremos ambos metodos, comenzando por el que nosotros recomendamos: el del relleno refractario aislante.

Una vez hecho el piso interior del horno (con relleno o bien con ladrillos refractarios pesados), no es necesario esperar a que este piso se halle seco para levantar las paredes del horno. Para hacerlas, se conseguirá un carton fibrado suficientemente grueso, de manera que no se deforme al rellenarlo con pasta humeda (el relleno refractario). Las medidas del carton deben ser de unos 90 cms de ancho como mí­nimo, pues debe sobresalir hacia fuera del horno (por arriba). Se lo cilindrara a la medida deseada para el interior del honro, dejando lugar par el grosor natural de la pared, que debe ser de unos 11 cms, no menos (11 a 12 es lo ideal). Si el diámetro del tambor es de 59 cms, descontando el grosor de la pared en ambos lados sobre el diámetro (11 + 11 = 22 cms), quedara libre un espacio interior para coccion de piezas de 37 cms (37 + 22 = 59 cms). Es una buena cámara de coccion, de la que puede vivir un ceramista y si familia, siempre que sea trabajador y creativo. Si la produccion lo exige, se puede varios de estos hornos en funcionamiento.


Despues de cortar el tambor, se hace el piso interno (con ladrillos o bien con nuestro relleno refractario). Observese el chapon doblado hacia adentro: permite hacer el dintel del hogar.



El horno con su abertura (cenicero-hogar) y piso interno terminado.


Dicho carton debe poder conservar la forma cilí­ndrica que se le de, sin deformarse ni quebrarse. Se lo puede atar con hilos, etc. En vez de carton es posible utilizar para el hacer el cilindro de encofrado cualquier material que se tenga metálico, madera, plástico. En casos (para otros hornos) hemos usado como cilindro de encofrar envases de pintura, cuyo diámetro fue de 30 cms. No usar cartones delgados que se deformen al verter en su interior relleno humedo, o no permitan compactarlo.

Una vez hecho el cilindro de carton, se colocara dentro del horno, sobre el piso ya hecho anteriormente. Recuerdese que si dicho cilindro tiene 37 cms de diámetro, casi igual medida quedara para la cámara de coccion de piezas. Si se hace de 36 cms, las paredes resultaran un poco mas gruesas. Hay quienes han hecho este horno con gruesas paredes de 14 cms, que consideramos exagerado y perdida inutil de espacio. Trátese de que la forma que tome el carton sea bien cilí­ndrica. Con todo, si se ovala un poco, ello no afectara el buen funcionamiento del horno. Se colocara el carton cilindrado dentro del horno, equidistante de las paredes (medir bien con regla). Coloquese tacos de madera para impedir que el carton se mueva de lugar al momento de verter el relleno y al compactarlo. El carton debe sobresalir unos 10 cms como mí­nimo por sobre el borde superior del tambor, para extraerlo hacia arriba cuando el relleno haya adquirido consistencia. Si no es impermeable, pí­ntese el carton con aceite viejo de motor, cebo o grasa, para que no se pegue a el relleno refractario y pueda extraerse hacia arriba con facilidad.


Forma de colocar el cilindro de carton dentro del tambor para luego verter el relleno refractario semihumedo (se lo debe compactar).



Izquierda: horno terminado aun fresco.
Derecha: ya horneado (vista interior sin parrilla ni placa).

Página Anterior (1/6) | Página actual (2/6) | Página Siguiente (3/6)